¿Estás satisfecho con tu vida?

 ¿O estás buscando algo diferente? ¿Te gustaría vivir y trabajar con nosotros en “Falcon Blanco”? Hemos dejado a un lado una buena parte de los viejos hábitos de la sociedad consumista. No necesitamos ideologías, ninguna clase de religión o de sistema filosófico, drogas o dinero. Intentamos llevar una vida creativa, relacionándola de forma consciente con lo que surge en el quehacer diario, con nuestra relación con los demás y con el mundo a nuestro alrededor. Intentamos ser activos y diseñar nuestra vida de la forma en la que pensamos que es saludable y creativa, buscando una salida a ese callejón sin salida que supone nuestro actual modo de vida. Deseamos fervientemente ir más allá de nuestras necesidades personales: queremos adentrarnos en terrenos desconocidos…
 
Hemos comprobado que la meditación nos ayuda a hacer todo esto posible y por lo tanto, es un componente esencial en nuestra actividad diaria. Quien viene a FalconBlanco para participar en nuestra vida cotidiana, debe estar dispuesto también a participar en nuestra meditación diaria.

También hemos constatado que al no tomar ninguna clase de estimulantes como drogas, tabaco o alcohol, hemos intensificado nuestra "consciencia" de forma paulatina y palpable. Al no manipularnos con esos medios podemos rastrear las causas de nuestros dilemas y conflictos personales y enfrentarnos a ellos, en lugar de intentar escondernos o escapar de los mismos.

Si todo esto te suena bien, podrías pasar algún tiempo con nosotros en la maravillosa isla de Ibiza. En un lugar en plena naturaleza virgen, con animales, plantas y gente hospitalaria. En un retiro contemplativo donde cada uno asume su propia responsabilidad, y con espacio para explorarnos en nuestro propio interior. En una atmósfera de apoyo mutuo, pero sin suponer ninguna clase de dependencia. Participando en las tareas cotidianas no necesitas dinero para pagar tu estancia. Pero debe quedar muy claro que quedarse aquí no significa unas vacaciones gratis. FalconBlanco no es ni una organización benéfica ni la casa de tus padres. Es imprescindible que tanto el dar como el recibir estén en perfecto y constante equilibrio.

La experiencia de estar durante unos meses en un ambiente de vida y de trabajo totalmente diferente, puede ayudarnos a encontrar un nuevo sentido a nuestra vida. Puede ser que te des cuenta de que el disfrutar de las pequeñas cosas suponga un trampolín para seguir más allá, de una forma abierta y creativa, con confianza y seguridad en nosotros mismos.

Predecir conflictos que puedan aparecer: sí, puede sonar a utopía y a esas maravillosas teorías que circulan por el mundo. La diferencia está en que nosotros llevamos viviendo así desde hace bastante tiempo. Las palabras proceden de nuestra experiencia, no al contrario. Pero esto no significa que todo funcione siempre con armonía… francamente a veces parece que no funciona nada en absoluto. A veces aparece el caos, desesperación, irritación, desesperanza, miedo o lo que quiera que las personas traigan consigo cuando llegan aquí. ¡No ofrecemos armonía preparada de antemano! Todos nosotros tenemos que tratar personalmente con lo que nos pase. Pero sabemos que es un proceso continuo y enriquecedor. Lo que nos ocurre a nosotros mismos puede ser parte de un movimiento creativo y no lo disfrazamos con una serie de conceptos artificiales o de cualquier otra índole. Lo que es más, estamos convencidos y lo experimentamos cada día, que las tensiones y problemas son con frecuencia lo que necesitamos en ese momento: como un desafío en nuestro proceso de crecimiento.

Parte de nuestra ocupación diaria tiene que ver con el reciclaje. Trabajamos sin la presión del dinero o de cualquier  clase de actitud competitiva. Respondemos a lo que acontece y a lo que nos parece sensato y conveniente. Confiamos en que conseguiremos lo que necesitemos… (¡Y funciona!).

No solo trabajamos juntos, también meditamos, tomamos nuestra comida diaria, o nos divertimos juntos – pero también hay otras cosas que hacemos individualmente. Unos escriben poesía (ver la web!) – otros componen música, escriben, pintan, practican yoga, etc. De todas formas cualquiera es bienvenido si decide unirse a una de ellas. 

Ya que vienen personas de todo el mundo, lo que  más nos une es la necesidad de hacer algo contemplativo y práctico, trabajar por la cortesía y el respeto en una forma clara y directa. A veces esto no es fácil pues muchas y diferentes culturas pueden chocar  unas con otras. Pero nosotros ponemos en práctica una experiencia de “armonización” buscando los aspectos que más nos acercan, nuestras ilusiones comunes y también nuestras decepciones que produce nuestro estilo de vida. Podemos encontrar soluciones creativas sobre cómo superar la realidad cotidiana…
Son posibles muchas cosas: pero todas tienen en común la experiencia y la expresión íntima de nuestros propios y genuinos sentimientos, buscando nuevos espacios en nuestro interior, más allá de nuestra antigua y falsa personalidad.

El Arte de Vivir – ¡Relacionandose con la Vida!
En la sociedad actual, vivimos en un ambiente caótico que no funciona creativamente. Existe una forma ya establecida que nos obliga a adaptarnos a ella para sobrevivir. Esto conlleva el no considerar las causas y necesidades reales, incluyendo las propias de cada individuo, suprimiendo las reacciones individuales y usando formas ya establecidas para encubrirlas y disfrazarlas, usando sustitutos y toda clase de manipulaciones. Esa es la forma más usual que la sociedad ha adoptado para tratar de “superar” el caos…

Para decirlo en una palabra: nuestra principal intención y la más importante es, que nosotros vemos las circunstancias externas como un medio para ganar crecimiento interior y no es importante LO QUE HACEMOS, sino LO QUE SENTIMOS hacia lo que ocurre a nuestro alrededor, desde nuestro interior hacia el exterior. Nuestras reacciones personales que aparecen durante este proceso son una parte muy importante de nuestra “implicación” y son una parte esencial de nuestro “entrenamiento de supervivencia”. Estamos comprobando que en cada persona aparecen exactamente esas reacciones, pero nos sirve para reconocer la estructura condicionada en el subsconciente de cada individuo. Este es un trabajo real y a veces más duro que mover piedras o tablas…
De hecho, en FalconBlanco se aprendan más cosas que jardinería, reciclaje o producción Biodiesel, y ello supone el mayor atractivo para las personas que deciden venir.

Pero debemos dejar muy claro que “sobrevivir” significa: sobrevivir en una nueva dimensión más allá de la anterior personalidad de cada uno. Para hacerlo posible, la meditación juega un papel esencial en la rutina diaria y quien no desee participar de forma diaria y regular no debería venir a FalconBlanco. 

Hay trabajo y comida para 20 personas y podemos alojar al mismo número de personas. Quien quiera venir y no haya alojamiento disponible, puede construirse su propia “casita”. Hablamos inglés, español y alemán.
Un comentario muy importante que tenemos que añadir: Si quieres “confort”, lo que es lógico, y si eso es lo más importante para ti, entonces es mejor que busques en otra parte. Confort significa que esperas lo que estás acostumbrado a tener, y que no estás dispuesto a explorar un estilo de vida diferente con diferentes y nuevos valores. Uno debe estar preparado para afrontar situaciones inesperadas y debe estar especialmente dispuesto a afrontarlas en una forma creativa, o al menos a intentarlo.
P:D.: El “entrenamiento de supervivencia” en FalconBlanco  tiene varios niveles: Práctico/Físico, Emocional, Mental y Espiritual.  Es un proceso tanto individual como colectivo, desarrollándose en pasos, siempre uno después del otro.
En definitiva, nosotros VIVIMOS, y damos la bienvenida a todos los que quieran incorporarse a nuestro proceso de aprendizaje y crecimiento como personas, de forma que podamos implicarnos y armonizar nuestro ser a todo aquello que la vida nos depare… 

la espalda para indexar